por Miguel Colomer Hidalgo

 

 

Doña Adela, doña Pepa,

doña María y la cuarta

llamada doña Clotilde,

las cuatro y cada una

a la docencia entregadas.

 

Hubo un tiempo en que todas,                       

aun estando jubiladas

de las cuatro la mitad 

impartían la enseñanza.

Las mayores a pequeños,

las pequeñas a mayores.

 

Por allá va doña Adela

con doña Pepa del brazo,

con su abrigo gris cruzado,

los botines por calzado

y hasta mitad de la pierna

calcetines “Punto blanco”.

Corriendo hacia ella vamos,

uno, con mocos colgando,

el otro, lleva la boca

pegotosa y churretosa

de caramelo de anís,

el tercero come pipas...

Como se descuide un poco

se las tira a la nariz.

A los tres nos pone firmes

y uno a uno, en la frente

nos va colocando un beso.

 

Doña María es teresiana

y al dirigirnos a ella

le llamamos  Señorita.

Comienza por la mañana

con el a, e, i, o, u

y termina por la noche

con Calasanz, Esaú,

Pitágoras, Aristóteles,

Santa Teresa, Nerón,

Fernándo III el Santo,

Don Lope o Calderón,

con  el Manco de Lepanto

y los Papas de Avignon...

No quiero seguir la lista,

que sería interminable

de todos los personajes

que todas, todas las noches

aparecían en escena.

Esa, esa era la hora

en que acababan las clases:

a la hora de la cena.

Así era doña María,

apenas se da un respiro.

Trabajaba noche y día,

prolongaba su retiro

 

Al final de la semana

abría una libreta

donde llevaba anotado

lo que cada cual debía,

a eso llamaba “pendientes”

y no era ni más ni menos

que la lección seis o siete

que no te supiste el martes

o la página catorce

del libro de catecismo.

Después de Misa de doce

había que pagar la deuda

y vestido “de domingo”

cuando entrabas por la puerta

le decías: “me la sé”

-Vamos a ver, te decía:

te la tengo que tomar.

Y de la A a la Z

apenas sin respirar,

recitabas la lección,

casi al pie de la letra.

-Te puedes ir a jugar,

ten cuidado, no te manches,

recuerdos a tus papás.

 

 

Alguna vez se mostraba

un poquito cariñosa

y me regalaba un trozo

de la onza de chocolate

que se tomaba a las once.

Otras veces sonreía

y te dejaba algún día

sentarte junto a su mesa

para calentarte un poco

en el brasero de cisco

mezclado con carbonilla.

 

También era diversión

beber agua del porrón

y la risa que nos daba

de ver todo chorreando

a aquellos que no sabían

alzarlo y beber a caño.

 

 

Próximo a la Navidad

hacíamos un cuadernillo

en el que íbamos pintando

el Belén, un pastorcillo...

y después en cada hoja

un regalito al Niño.

Si era una camiseta:

“doce actos de silencio”.

Dibujar unos patines:

“treinta momentos de estudio”.

Y si era una bufanda:

“veinte veces obediencia”.

Se llamaba todo ello,

rotulado, “Plan de Adviento”.

 

Cuando mayo florecía

tras un fondo azul de raso

montábamos un altar

con la imagen de una Virgen

que aún no he podido olvidar.

Los botes de mermelada

apoyados en repisas

se comienzan a llenar

de jazmines, lilas, rosas

que traen prietas en sus manos

coloradas, sudorosas...

recordando el consejo

que su madre les ha dado:

“apriétalas con cuidado,

no se te caiga ninguna...”

 

Rezábamos el Rosario

y el “Venid y vamos todos”

la mayoría de las veces

bastante desafinado.

 

Los pupitres de madera,

el tintero emplomado,

la plana de cada día

con el plumín emplumado,

la “guchilla” de hacer punta

al lapicito encarnado.

La pizarra, el pizarrín,

el trapillo de borrar

no sin antes escupir.

Los habones de las chinches,

de moscas, unas dos mil,

algún cachete que otro.

Las cosas eran así...

 

Ni lo bueno, ni lo malo

tenían mucho sentido.

De cualquier modo y manera

me uno al reconocimiento

de quienes como yo sientan

ese agridulce recuerdo

y que sepan valorar

tan insuperable esfuerzo

de aquellas cuatro mujeres

que con aciertos y errores

DESFACIERON MIL ENTUERTOS...

 

 

 

 

 


Junio 2001,  Miguel Colomer Hidalgo


 

 

 

Ir a Don Mendo de Benavides y Castellar de Miguel Colomer

Ir a las "Cuatro Hermanas Algarra" 

Página actualizada el 18 del 6 de 2001

INDEX        castellar@jaen.net

 

http://usuarios.tripod.es/Castellar

http://usuarios.tripod.es/Castellar