Aniversario del Museo Ibérico

 

fotos del web

 

por Lucas Rubio

(Monitor y Conservador del Museo)

 

 

Torre Museo Ibérico

 

 

 

 

11_vitrinas.jpg (6212 bytes)

 

 

 

 

 

RECUERDOS, MEMORIAS...

 

      Ya ha pasado un año de la inauguración oficial del Ayuntamiento de Castellar,antiguo Palacio Ducal de Medinaceli y del Castillo de Pallarés, donde actualmente se encuentra localizada la exposición de arte ibérico y quizás, el tiempo lo dirá, el futuro museo de arte ibérico de Castellar. Centrándonos en lo que es este recuerdo anecdotario cabe decir que en tan poco tiempo hemos recibido una gran cantidad de visitantes de toda España y del extranjero, pues tuvimos un día la grata visita de un profesor de la Universidad de Denver, Sin lugar a lo que más llama la atención a los, turistas nada mas entrar a la exposición es el suelo de cristal: quedan totalmente impresionados e incluso alguno no se han atrevido a entrar, también los hay quienes van pisando por los refuerzos de hierro por si los cristales cedían.A veces hemos podido observar en esta sala de cristal y bóveda de cañón, de extrema belleza unos murciélagos que dormitan plácidamente ya habituados a la muchedumbre.
 
    En la segunda sala o salón del reino, tal y como aparece en la página web de Castellar, tenemos, una bonita colección de exvotos de bronce de los que sin lugar a dudas, más llama la atención son los amuletos fálicos; son numerosos los comentarios sarcásticos al respecto y las risas picarescas junto con algún que otro comentario ingenuo. Aquí también tenemos dos reproducciones a tamaño gigante de dos exvotos con los que mas de una persona se ha llevado un buen sobresalto al entrar y verlos en sus hornacinas,
 
    Y para "rematar" la visita se asciende a la azotea del castillo, donde esperan cuarenta escalones, que a más de uno le hace pensar antes de realizar el ascenso, todo el que por aquí viene no puede resistir la tentación de subir a través de estos escalones y respirar un poco más de aire puro y de paso, los más mayores, recodar cuando allí cogían pichones para comer algo de carne. Y aquí acaba este pequeño recorrido por uno de los edificios más emblemáticos de Castellar. desde aquí agradecerles su visita y animándoles para que vuelvan pronto.

Cordialmente:

. Lucas Rubio Martínez.

Monitor del Museo de Castellar

 

 

suelo de la torre

 

 

Actualidades de Noviembre- nº 11.

Actualidades de Septiembre- nº 10.