Bienvenido/a  a la web de la Asociación Amigos de los Museos de Castellar

         

"PREGÓN DE FERIA Y FIESTAS EN HONOR DE NUESTRA SEÑORA DE CONSOLACIÓN"
CASTELLAR
 AGOSTO-SEPTIEMBRE, 2001.

Por Antonio Robledo Villar

                              Curriculum vitae

 

 

Nació en Castellar el día de Jueves Santo del año 1964; está casado con Mª del Rosario Orraj y ambos son padres de dos hijos: Antonio y Pablo.

            Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada en 1986, ingresó en el cuerpo de Se­cretarios Judiciales en 1988, sirviendo Juzgados de Vivero (Lugo), Pozoblanco (Córdoba), Lérida y Zaragoza.

            Primer premio nacional de artículos doctrinales en certamen organizado por la Unión Progresista de Secretarios Judiciales, Madrid, 1993; ha firmado numerosos artículos y tra­bajos de interés jurídico en diversas publicaciones especializadas. Obtuvo el grado de doctor en Derecho Privado por la Universidad de Lérida con la máxima calificación en 1997. Es autor y también coautor de varias monografías dedicadas al Derecho Penal, Proceso Civil, Derecho orgánico de los Tribunales y Proceso Penal.

            Ha dirigido Cursos de Formación en el Centro de Estudios Jurídicos de la Administración de Justicia en Madrid y en el Centro de Formación Especializada de Barcelona, habiendo pronunciado numerosas conferencias, defendido ponencias y presentado comunicaciones en congresos y cursos de interés jurídico; merece destacarse intervención en el  Congreso de los Diputados que tuvo por objeto la ejecución en la nueva Ley de Enjuiciamiento Civil. Profesor colaborador en la Universidad de Lérida, imparte clases prácticas a los alumnos        

           En el año 2000 ingresó en la Carrera Judicial, con la categoría de Magistrado, por el turno de juristas especializados en Derecho Penal, obteniendo la plaza de Magistrado del Juzgado de lo Penal, número 1 de Lérida, donde actualmente ejerce la función jurisdiccional.                                             

 

"PREGÓN DE FERIA Y FIESTAS EN HONOR DE NUESTRA SEÑORA DE CONSOLACIÓN"
CASTELLAR
 AGOSTO-SEPTIEMBRE, 2001.

Por Antonio Robledo Villar

 
 

Castellar, ¡Qué bien los nombres ponía, quién puso Sierra Morena a esta serranía!
 

Castellar, 11 de Agosto de 2.001.

 

Excma. Sra. Alcaldesa, Ilmos. Sres. Concejales miembros de la Corporación municipal, paisanas y paisanos, amigos todos:

Debo comenzar mi intervención con unas muestras de agradecimiento al Excmo. Ayuntamiento que, a través de la Concejalía de Cultura y Comisión de Festejos tuvo la deferencia de proponer mi nombre como Pregonero de las fiestas patronales de este año. 

Es para mí un gran honor, ocupar esta Tribuna el día de hoy, pues además de sentirme tremendamente orgulloso por haber nacido en Castellar la misión encomendada conlleva un especial compromiso; porque la tierra en la que se nace y donde se vive la infancia y primera juventud se lleva en el corazón como parte esencial del alma.

Dirigir una alocución a un auditorio tan querido, y del que siempre he formado parte, entre amigos, me produce un cúmulo de gratas sensaciones: responsabilidad, intensas emociones y gratitud.

Por otro lado, es práctica asentada y costumbre habitual que el Pregón consista en una Alabanza pública, más o menos literaria, poética o lírica de los aspectos más destacables de aquello que se anuncia.  Sin embargo, en obsequio de la brevedad y en beneficio de la Fiesta que pronto va a comenzar, dedicaré este parlamento únicamente a resaltar algunas de sus particularidades más sobresalientes.

Castellar y Fiesta Patronal, una conjugación mágica y real. Castellar, pedazo de Andalucía, trocito de España, terruño seco y duro pero muy fértil  cuando el Cielo nos ofrenda sus lágrimas. ¡Qué lejos nos puso Dios al Mar, los ríos caudalosos y el bullicio estival; pero nos concedió un suelo fecundo, un alma sencilla y serena y un limpio horizonte en el que situar el corazón y la esperanza!

En agosto, cuando gobierna el Sol y rendimos tributo a la siesta, reina la Luna y el Pueblo celebra su Fiesta. Las Fiestas patronales de Castellar, en primer lugar, son motivo de REENCUENTRO FAMILIAR.

El castellariego abocado a conquistar otros lares regresa a su tierra en vacación y la familia se convierte en uno de los ejes principales sobre los que se asienta la Fiesta. Qué mejor ocasión para estrechar la relación filial que vivir la Feria en compañía de los nuestros.  Las alegrías y diversiones son vividas doblemente en unión de los seres queridos.

"La única porción de fortuna es la felicidad familiar".De la misma manera, las fiestas patronales de Castellar destilan AMISTAD. Es tiempo de intercambiar nuevas vivencias y evocar gratos recuerdos y más amigos granjea la mesa que la inteligencia; la Fiesta es germen y cultivo de amistad, reencuentro de castellariegos residentes y ausentes, y también porque la única manera de multiplicar la felicidad es compartirla.

"Quemad viejos leños,
Bebed viejos vinos,
Leed viejos libros,
Tened viejos amigos."
 

Las fiestas patronales de Castellar serán protagonizadas por los JÓVENES pero tendrán una intervención especial los Niños y Mayores.
La Fiesta es convivencia, es diversión, es amistad y es amor. 

La Juventud, edad primaveral y preparación de la madurez, dirige la fiesta y vive de sueños.  Estos días serán plenamente vividos por NUESTROS jóvenes.

Las Peñas serán las encargadas de mantener viva la participación en las actividades de mañana, tarde y noche.  Aportarán sacrificios desinteresados y llenarán de colorido y buen humor nuestras calles y demás recintos feriales.

La Fiesta se identifica con el espíritu juvenil, sobre él se asienta el
éxito de gran parte del Programa de eventos a celebrar, y será el principal protagonista de las celebraciones más sobresalientes: el reinado honorífico recaerá en jóvenes, el encierro precisa la intervención del valiente castellariego y, como no, en las intensas veladas de música y baile participarán los jóvenes y mayores.

"Los primeros amores, no se que tienen;
Se meten en el alma, salir no pueden.
Si no se logran, siempre quedan impresos
En la memoria."
 

Las fiestas patronales de Castellar, para todos, nos trasladan a los tiernos años de nuestra niñez. Con el comienzo de la Fiesta, los ojos infantiles descubrirán con asombro la explosión de luz, música y color. 

Gozarán con el estallido de los cohetes, olerán la pólvora, disfrutarán de los atractivos feriales, jalearán la valentía del torero y sentirán el miedo de "la hermosa fiesta bravía de terror y de alegría de este viejo pueblo fiero... Oro, seda, sangre y sol".

Algunos de ellos vivirán por primera vez la  Fiesta y, casi sin percatarse, asistirán a un gran espectáculo: la alegría desbordada de pequeños y mayores en torno a unos días en los que, al margen de preocupaciones cotidianas, todos participan de la diversión colectiva.
Ahora bien, las fiestas patronales de Castellar, en la presente edición,
adquieren un matiz propio.

Comenzamos una nueva Era, son las primeras fiestas del tercer Milenio y también son las primeras fiestas del Siglo Veintiuno. Pero, al mismo tiempo, también decimos Adiós a una compañera inseparable: durante ciento treinta y cuatro años las Fiestas españolas han convivido con la PESETA, imprescindible utillaje de viaje y llave maestra de toda actividad festiva.  En apenas seis meses, la Peseta habrá desaparecido de nuestro bolsillo y de Castellar. De nuestro buen hacer, imaginación, sentido común, respeto y tolerancia depende que estas ÚLTIMAS FIESTAS DE LA PESETA sean recordadas como unas de las mejores.

En otro orden de cosas, ser Pregonero conlleva un enorme PRIVILEGIO, que no puedo desaprovechar.

Al dirigirme a vosotros justo antes de comenzar a vivir la Fiesta, soy el Primero en poder desearos unas jornadas plenas de alegría, descanso y felicidad.  Nuestras ocupaciones habituales van a ser postergadas por la dedicación a la Fiesta en un entorno de Familia, Amistad y Cordialidad.

Que la Virgen de Consolación, en cuyo honor celebramos la Fiesta, patrona de todos los castellariegos y, también, de quienes nos visitan nos permita  desarrollar las actividades previstas con éxito, y así, concluir la Feria y Fiestas con un balance satisfactorio. 

Que Castellar, y sus paisanos, aprovechemos sabia y dignamente la ocasión festiva y que la misma continúe erigiéndose como el punto de encuentro y de máxima celebración de todas las castellariegas y castellariegos, de todas las personas vinculadas a Castellar por diverso motivo y de todos nuestros Amigos.
 

Y, por último, debo cumplir la misión encomendada:

 

"DE ORDEN DE LA SRA. ALCALDESA Y EN NOMBRE DE CASTELLAR:

DEBO ANUNCIAR Y DOY POR PREGONADO EL INICIO DE LA FERIA Y FIESTAS DE CASTELLAR, 2001, EN HONOR DE NUESTRA PATRONA NUESTRA Sra.. DE CONSOLACIÓN.

¡QUE COMIENCE LA FIESTA!
MUCHAS GRACIAS.

Antonio Robledo Villar.

Magistrado.



 


 

 

                                        "Castellar nos abre sus puertas"   por Eugenio López Berrón

     IV Certamen de Pintura Rápida de Castellar

Fines, actividades y directiva de la Asociación Amigos de los Museos de Castellar

Volver  al comienzo de esta página

Los datos importantes de Castellar en:  Kastellar

Actualizado el 8 de diciembre de 2001

castellar@jaen.netnn