Don Miguel Ángel Jurado Arroyo, es en la fecha de la entrevista, 27 de julio de 2001, el párroco de Castellar. Viene a estas páginas de "AdC", por ser el "alma mater" del Convenio de la Colegiata de Santiago. Nacido en Málaga por circunstancias familiares, vuelve muy joven a Bailén, pueblo del que se considera hijo y es la cuna de toda su familia . Ordenado en 1993, su primer destino es la parroquia de San Salvador, de Jaén capital, como vicario parroquial, parroquia muy grande pero de templo chico, apenas ocho bancos y de sacristía unipersonal. Después de un año tiene que incorporarse a filas en El Goloso (Madrid), junto a otros setenta y tantos sacerdotes, haciendo el servicio sin armas. Jura bandera en Cerro Muriano (Córdoba). Al terminar los nueve meses de instrucción pasa a la parroquia de San Pablo en Úbeda, como vicario parroquial. Al ser el párroco vicario episcopal, su trabajo con el Obispo le mantiene lejos de Úbeda, de ahí que durante tres años don Miguel Ángel fuera prácticamente el párroco, función que alterna con la de profesor en el Instituto Francisco de los Cobos de la localidad.
En el año 1998 es llamado por el Obispo, recuerda que fue el último en hablar de todos los sacerdotes convocados: "He pensado que vas a ir destinado a Castellar y a Sorihuela del Guadalimar". "Don Santiago, ¿dónde esta eso?" fue la contestación angustiada de nuestro entrevistado. El Obispo, don Santiago Gacía Aracil, que venia preparado, abre la cartera y coloca sobre la mesa un mapa, donde señala a Castellar: "¡Aquí esta su nuevo destino!". "Me dio un pequeño susto, lo confieso, hay que pensar que era la primera vez que iba destinado de párroco titular y ya se ve que no había oído hablar de Castellar". Toma posesión el 28 de julio de 1998; días antes, el anterior párroco ya le había puesto en antecedentes y don Miguel Ángel se da cuenta de la ingente labor a realizar en todos los campos.

 

La nueva Capilla del Santísimo

 

 

Puerta principal de la Capilla, tapiada al desaparecer la capilla anterior

Puerta lateral que da al altar, conservada después de las obras de tapiar la puerta principal, como único acceso al trastero

 

P.-Preguntamos a don Miguel Ángel Jurado. ¿Cómo llega a interesarse por La Colegiata de Santiago?

R.-Nada más llegar los ojos se te van al templo. La Iglesia es una maravilla, con unas perfectas proporciones arquitectónicas. Al ver el altar, pensé que cosa más fea... y la capilla, ¡que pena! ¡estaba en estado ruinoso! Convertida en trastero, todo lo que no servía iba a parar allí. Esta capilla hay que arreglarla, pensé, como lugar para el Sagrario. Al ser Monumento Histórico Artístico hablé con la alcaldesa, doña Inmaculada Ortega Reyes y con la Conserjería de Cultura de la Junta. La sorpresa fue al descubrir que el techo no era de bóveda, si no un falso techo de cañizo y que la altura de la capilla era la del templo.

P.- Sabemos, porque Ud. lo ha hecho público durante una celebración eucarística, que todos los gastos de la Capilla del Santísimo han corrido de su cuenta, ¿cómo encareció el descubrimiento del falso techo, su presupuesto?

R.- Lo hice público ante los comentarios que se hacían sobre que el dinero para la Capilla del Santísimo salía del fondo destinado a las obras de la Parroquia de la Encarnación. Quise dejar bien claro que quién estaba haciendo la obra de la Capilla era, con su dinero, un servidor. ¿El falso techo? Un poquito si lo encareció, pero en un principio pensé que sería más. Me dirigí a una persona para decirla, oye yo cuento con este dinero y no hay más, no se lo que voy a hacer. Esta persona me animó a seguir adelante, diciéndome que si tenia que prestarme dinero lo haría y que ya se lo devolvería. Pero afortunadamente al final no hizo falta.

P.- Cuéntenos, por favor, en que ha consistido la obra de la Capilla.

R.- Como ya hemos comentado hubo que hacer un nuevo techo de obra. Se ha dejado la piedra al descubierto ya que las paredes estaban enyesadas, especialmente el fondo donde había una moldura de madera, todo pintado en azul, por haber estado dedicado a la Virgen de Fátima. Las dos vidrieras son nuevas, realizadas en Úbeda. El cuadro es de doña Marina Muñoz Alcazar, profesora de Arte de Castellar, al que la pedí que hiciera el lienzo de la Santísima Trinidad, a lo que gustosamente accedió, donando la obra a la Parroquia. La cerrajería es de don Sotero, de Castellar. El Sagrario era el que ya existía. Capítulo aparte es el arco de la entrada, tapiado con ladrillos cuando dejó de ser Capilla de la Virgen de Fátima, al que se le ha dado una solución, creo que acertada, respetando la piedra existente, .

P.- Fecha de inicio y terminación de la Capilla del Santísimo.

R.- Se inician las obras en octubre del año 2000. La inauguración el 24 de enero de 2001, con el traslado del Santísimo, al final de la Eucaristía, a la nueva Capilla. Actualmente la Cofradía del Santísimo Sacramento es la encargada del mantenimiento del culto.

 

 

 

El Convenio de la Colegiata de Santiago

 

Colegiata de Santiago Apostol. Primer premio del III Certamen de Pintura Rápida de Castellar,obra del pintor don Francisco Segovia Aguado, de Ajalvir (Madrid).

 

P.- El motivo principal de esta entrevista, don Miguel Ángel Jurado, es el Convenio de la Colegiata de Santiago...
R.- Ya he comentado al comienzo de la entrevista la belleza del templo, pero no es menos importante el abandono del resto de la Colegiata. Si me permite, reseño brevemente los antecedentes. Estando de alcalde don Antonio Robledo se firma un protocolo entre el Ayuntamiento y el Obispado, por lo que este último cede parte de las dependencias de la Colegiata para "Museo de la Memoria de Castellar", a cambio de que el Ayuntamiento realice obras de restauración en toda la Colegiata. Hay unos plazos para el comienzo y final de las obras, pero estas nunca se llevaron a termino: Al solicitar el Ayuntamiento una ampliación de los locales para el museo, se alteran los términos del protocolo firmado y no hay acuerdo posterior para firmar uno nuevo. De esta falta de entendimiento, el Obispo echa la culpa al Ayuntamiento y este al Obispado .
P.- Gestiones por Ud realizadas hasta llegar al Convenio de la Colegiata.
R.- Me informo con el Vicario episcopal, don Santos Llorente, párroco entonces de la Asunción de Villacarrillo, y actual Rector del Seminario de Jaén, de la situación de la Colegiata. Hablamos de iniciar unas gestiones entre el Obispado y la Casa Ducal de Medinaceli, concretamente con la Señora Duquesa y con su primogénito, el Duque de Segorbe, que es el que lleva las actuaciones. El Duque no solo no conocía la Colegiata, si no que desconocía que la Casa Ducal era uno de sus patronos. El Obispado me pide que presente los planos de la Colegiata con medidas exactas y una serie de necesidades para acometer, planos que encargo a un arquitecto y pago de mi dinero. Con todo lo anterior, tenemos la primera reunión preparatoria del Convenio a comienzos del año 2000, lo recuerdo por el día tan frío que hizo en Castellar, el señor Duque, el abogado de la Casa Ducal, el Canciller Secretario del Obispo, el Vicario episcopal y un servidor. Quedan para redactar los términos legales, el abogado de la Casa Ducal y el Canciller Secretario.
P.- ¿Cuándo y dónde firman el Convenio entre el Obispado y la Casa Ducal?
R.- El 16 de diciembre de 2000 se firma el Convenio sobre la Colegiata de Santiago de Castellar entre el Obispado de Jaén y la casa Ducal de Medinaceli, en la sacristía de la parroquia del Salvador de Úbeda, antes del comienzo de la Eucaristía. Aclaro que el lugar elegido es porque junto al Convenio de la Colegiata de Castellar se firma el convenio de restauración sobre la Iglesia del Salvador, entre el Ayuntamiento de Úbeda, el Obispado y la Casa Ducal. Asisten a la firma todos los párrocos de Úbeda; los vicarios episcopales de las zonas de Úbeda y de Castellar, que son los párrocos de la Asunción de Villacarrillo y de Santistebán respectivamente; el Alcalde y el Concejal de Cultura de Úbeda; el Señor Obispo; la Señora Duquesa de Medinaceli; su hijo el Señor Duque de Segorbe y el párroco de Castellar que le habla. Asisten los medios de comunicación, entre otros el periódico "Ideal", que publica la noticia en sus páginas al día siguiente.

 

Parroquia del Salvador en Úbeda

 

P.- ¿Puede hablarnos del contenido del Convenio?
R.- Se recoge la restauración de la Colegiata de Santiago por cuenta exclusiva de la casa Ducal de Medinaceli. El templo será atendido por el clero parroquial, no por una capellanía, como en el convenio del Salvador. El edificio se destina a labores de la parroquia, de las hermandades, de Caritas etc. con un despacho parroquial y una nueva ubicación para el Museo de la Colegiata, actualmente en mal estado por la humedad. Se incluye en el Convenio la creación de un "Consejo Particular del Convenio" para seguir las actuaciones, formado por dos representantes de cada parte: El Duque de Segorbe y el abogado por la Casa Ducal y el Vicario episcopal de la zona de Castellar y un servidor, el párroco de Castellar, por parte del Obispado. Este consejo se deberá reunir cada seis meses.
P.- Conocemos que ya ha habido una primera reunión del "Consejo Particular". ¿Qué se ha tratado en el?
R.- Efectivamente hemos celebrado la primera el 7 de junio de 2001 y hay una próxima a realizar este verano. Como le digo, el 7 de junio visitaron Castellar para asistir a la reunión, el Duque de Segorbe, el abogado de la Casa Ducal, el Sr. Obispo, el ecónomo diocesano, el Vicario episcopal de la zona y un arquitecto. Antes de la reunión recorremos la Colegiata, con los planos levantados por el arquitecto y la relación de las actuaciones necesarias, que tiempo atrás me había pedido el Obispo. En la reunión, a la que asisto como parte del "Consejo Particular", se acuerda hacer a lo largo del verano un anteproyecto, con los trabajos a realizar por fases, de modo que solo al terminar una, se acometerá la fase siguiente. Yo sigo estando en contacto con el Vicario episcopal para que recuerde al Sr. Obispo las actuaciones a tener en cuenta. Vuelvo a repetir que es una desgracia el estado actual de la Colegiata, que se ha llegado hasta este estado por culpa de todos, con aquello que "como es nuestro"... y si es vuestro ¿qué habéis hecho por no dejarlo caer?
P.- Ud. ha hablado que el Convenio contempla actuaciones sobre el continente. ¿Qué hay de la restauración del contenido?
R.- En la primera visita a Castellar el Sr. Duque de Segorbe se comprometió, delante del Canciller Secretario del Sr. Obispo, a la restauración de los cuadros de los papas y del óleo del Monasterio del Escorial; restauración que se va a hacer por decisión del Duque de Segorbe a su costa, en los talleres de Restauración de Bellas Artes, de Sevilla. Las veces posteriores que he vuelto a ver al Duque le he recordado el compromiso verbal adquirido.

 

Claustro de la Colegiata de Santiago Apostol de Castellar

 

P.- ¿Que puede adelantarnos sobre la restauración del claustro de la Colegiata?
R.- Se dejará descubierto como esta ahora, pero se recuperarán las arcadas del primer piso, actualmente cerradas con ventanas.
P.- ¿Y sobre el presbiterio?
R.- Se quitará el ambón, altar y sede, poniendo unos elementos de acuerdo con el estilo de la de la Colegiata, incluyendo la sillería. Las reformas anteriores se hicieron en unos tiempos que no había un control como ahora, y mucho más desde que la Colegiata de Santiago fue declarada Monumento Histórico Artístico, con lo que hay que presentar bocetos y memoria de calidades ante Cultura y Ayuntamiento, que son los que deben otorgar el permiso para la obra.
P.- ¿No cree que junto a las demás obligaciones, es mucha tarea el acometer en Castellar solo Ud., el seguimiento del Convenio?
R.- No estoy solo, me encuentro respaldado por el Consejo Pastoral de la Parroquia, órgano al que informo de las actuaciones y conocen el Convenio firmado. Cuando se firme el anteproyecto daré cuenta de el a dicho Consejo, al igual que informaré de mis futuras gestiones. Se trata de un órgano consultivo muy valorado por el Sr. Obispo.
P.- Y para terminar ¿a que cree Ud. que se debe el que los medios de comunicación no se hayan ocupado de estos importantes acuerdos, salvando la excepción puntual ya nombrada, del periódico "Ideal"?
R.- Desconozco el porque, pero lo que importa ahora es la calidad y seriedad de los firmantes del Convenio y el que las actuaciones se lleven a cabo como recogerá el Anteproyecto.


Damos las gracias a Don Miguel Ángel Jurado, párroco de Castellar, por mantener informados a nuestros navegantes del importante Convenio de la Colegiata de Santiago de Castellar, así como de las próximas novedades.

Igualmente le agradecemos la información sobre las obras de la Parroquia de la Encarnación de Castellar, que nos ha permitido elaborar el reportaje que aparece en "AdC".

 

Conchita Roa Jiménez. Castellar, 27 de julio de 2001

 

  •  

 


ooocastellar@jaen.net

... en la red desde el 13 de agosto de 2001